Claudia Rainville

claudia rainville metamedicina

Claudia Rainville es la fundadora de la Metamedicina.

Es imposible separar las vicisitudes de su vida del nacimiento de la Metamedicina, ya que su camino particular ciertamente ha contribuido a la creación del método.

Nacida en Quebec en un ambiente modesto, su padre no estuvo presente y su madre tuvo que hacer varios trabajos para sacar adelante a la familia.

Su sensibilidad la llevó a cerrarse y refugiarse en su mundo, dedicándose al estudio de la biología y la microbiología. En 1982 fue llamada a participar en la creación del departamento de microbiología del Hospital Pierre-Boucher en Longueuil.

Una terrible sensación de sentirse sola e incomprendida por sus seres queridos la lleva a querer poner fin a sus días.

A los 32 años fue declarada clínicamente muerta después de un intento de suicidio. Sin embargo, justo después de esta dolorosa experiencia comienza una nueva vida: Claudia conoce a Lise Bourbeau en agosto de 1984, pasa la página y se convierte en voluntaria a tiempo completo en su centro “Écoute ton corps” ("Escucha a tu cuerpo").

En 1985 abrió la primera sucursal de Écoute ton corps, se convirtió en coanimadora de Lise Bourbeau para su curso de formación de animadores del método, a principios del año 1986 ocupó el papel de Coordinadora de desarrollo del mismo centro.

En junio de 1986, Claudia dejó el centro “Écoute ton corps” con el fin de expresar toda la creatividad que había retenido por fidelidad hacia Lise.

Luego fundó el centro de armonización interna “L’Éveil Radieux” (el Despertar Radiante), donde realiza terapia individual y grupal.

Estudia el funcionamiento del cerebro límbico y crea el seminario “Liberación de la memoria emocional”, que ha permitido y todavía permite a miles de personas transformar sus vidas.

En 1987 Claudia Rainville crea la Metamedicina, inspirándose en el nombre de una transmisión televisiva en la que había participado para presentar su enfoque.

En la primavera de 1988, después de serias dificultades financieras con su Centro, recibe el mensaje de que debe irse al extranjero y que su "Maestro" la está esperando para iniciarla.

Todo lo que sabe es que tiene que ir a los Jardínes de Findhorn, pero está segura de que tiene que irse. Para ello tendrá que dejar todo atrás: sus hijos, su familia, sus amigos, el Centro al que se ha entregado en cuerpo y alma.

Esta odisea, que Claudia relata en su libro Mi vida por la luz – De la depresión a la felicidad, la lleva al sur de la India, donde conoce al gran Avatar Sathya Saï Baba. Luego viaja al Himalaya donde conoce a Su Santidad el Dalai Lama. Este encuentro será de suma importancia en su vida, ya que Su Santidad el Dalai Lama se convierte en su referencia, su modelo, el que la inspira a hacer de la Metamedicina un instrumento de compasión y despertar de la conciencia.

livre participer a luniverse

El 14 de septiembre de 1989, Claudia Rainville publicó su primer libro “Participar en el Universo – Sano de cuerpo y espíritu” (Participer è l’Univers – Sain de corps et d’Esprit). Este libro, revisado y enriquecido, se convertirá en 1995: Métamédecine La guérison à votre portée (Cada síntoma es un mensaje) que será su best-seller, traducido a varios idiomas. Haga clic aquí para ver una de las primeras entrevistas en video de Claudia (en francés).

En 1991 volvió a sentir que tenía que irse a la India. Esta vez vuelve a ver al Maestro Sathya Saï Baba, conoce al Gran Maestro de Béas, sigue una formación en la Universidad de Brahma Kumaris, conoce a la Madre Teresa de Calcuta y participa en una formación sobre budismo con un lama erudito antes de reencontrar a su maestro Su Santidad el Dalai Lama.

Este camino complejo y la oportunidad de ver a miles de personas, consolida los descubrimientos y las percepciones de Claudia.

Actualmente, Claudia aún se dedica con una pasión incansable a la escritura y a la enseñanza de la Metamedicina en diferentes continentes.

Desde 2003, la Metamedicina se ha difundido a Italia, donde se ha creado el núcleo más grande actualmente.

En Suiza, Francia, Bélgica, España y también en Uruguay, México, Quebec y Marruecos, Claudia, Yvan y varios miembros del equipo trabajan para difundir las valiosas enseñanzas de la Metamedicina.

La Metamedicina no pretende sustituir el tratamiento de un médico, un terapeuta o un psiquiatra. Puede, sin embargo, resultar muy eficaz como sostén e integración de un camino evolutivo personal. Apunta más bien a una introspección de la persona que realiza una consulta, y favorece así una mejor colaboración entre un paciente y su médico. El consultor en Metamedicina no hace diagnóstico, no prescribe medicamentos, y no sustituye de ninguna manera el cuerpo médico. Un consultor en Metamedicina está formado a la escucha profunda de la persona que lo consulta. Con las herramientas de la Metamedicina, guía a la persona a tomar conciencia de la causa de los desequilibrios emocionales, físicos y mentales que lo dominan; lo acompaña a liberarse de ella y a recobrar así su propia armonía.